PORTELL, s.XX                             www.portell.tk - www.portell.com.es


 

ANY

REFERÈNCIA BIBLIOGRÀFICA

 
 
l'Albareda Castellfort Cinctorres Forcall Herbers la Mata Morella Morella Olocau Palanques Portell Sorita Todolella Vallibona Villores

s.XX Entrevista a Severiano Camañes Julián, veí de les Albaredes nascut en Casas de San Juan (Cantavieja) l'any 1921. Parla d'aquell barri i de com era la supervivència allà. La gravació està en el Museu de la Paraula. Arxiu de la Memòria Oral Valenciana. Forma part de més de 300 entrevistes digitalitzades i enregistrades en format audiovisual a principis del segle XXI. Copiem la transcripció:

+

- ¿CÓMO SE LLAMA USTED?
- Severiano Camañes Julián.
- ¿EN QUÉ AÑO NACIÓ?
- En el 21.
- ¿Y EL DÍA?
- El 21 de febrero.
- DE 1921. ¿Y DÓNDE NACIÓ?
- En Casas de San Juan. Término de Cantavieja es.
- PROVINCIA DE TERUEL.
- Provincia de Teruel.
- ¿CUÁNTOS HERMANOS ERAN EN LA FAMILIA?
- Pues la familia fue... seis, pero tres ya murieron de muy jóvenes, ya. Uno al nacer, otro... eso, jóvenes [sic] y después otro murió en la Guerra Civil Española. Y después quedamos tres. Una hermana que era la más pequeña, esa ya murió a los cincuenta y siete años o por ahí, murió. Y quedamos dos.
- QUEDAN DOS AHORA ¿Y USTED, EN QUÉ ORDEN ESTABA ENTRE LOS HERMANOS?
- Yo, como el mayor. De los tres, el mayor.
- Y SUS PADRES, ¿CÓMO SE LLAMABAN SUS PADRES?
- Juan Ramón y Teresa.
- ¿Y A QUÉ SE DEDICABA SU PADRE?
- Mi padre, de joven hasta eso, eran tejedores y mi abuelo fue tejedor, y él también, pero a la edad del año 21 y todo eso, ya lo dejó, lo dejó el trabajo porque ya había otras fábricas más potentes y el tejer ya no dejaba.
- ¿PERO POR QUÉ? ¿PORQUE TEJÍA EN SU CASA?
- Sí, en su casa, allí en el Barranco San Juan. Y entonces compró unas tierras en la Albareda y se bajó a vivir a la Albareda.
- ¿Y A PARTIR DE AHÍ A QUÉ SE DEDICÓ?
- A trabajar a la tierra.
- A LA AGRICULTURA. ¿COMPRÓ UN PEDAZO DE TIERRA?
- Eso es... eso; unos pedacitos de tierra. Se vivía allí, y si te hacía falta algo más, pues se iba al jornal, a lo mejor una semana o dos, o lo que fuera, para la recolección de la cosecha. Y para ayudar en lo que faltara. Así se dedicó la vida, así.
- CUÉNTEME, SEVERIANO, CÓMO ERA LA CASA DONDE VIVÍA CON SUS PADRES. DESCRÍBAMELA.
- Una casa antigua. Entrada así [gestualiza]. Por encima era la era para trillar las caballerías, y por bajo se entraba subiendo una calzadita, y entraba allí. Era la más alta del barrio [diu 'bario'].
- ¿Y CUÁNTAS ESTANCIAS, CUÁNTAS HABITACIONES TENÍA?
- Pues tendría tres habitaciones y un sitio para tener el consumo de grano y cosas de esas. Tenía cuadra, y pajar en la misma parte, también, para tener las caballerías. Y una entrada que decíamos, de... [sic]
- ¿QUÉ ERA LA ENTRADA DE CARROS?
- No, de carros no, porque carros no había. No había carros allí. Una entrada y avant.
- CUÉNTEME QUÉ ES LO QUE HACÍA USTED DESDE QUE SE LEVANTABA HASTA QUE SE ACOSTABA. CUÉNTEME UN DÍA NORMAL DE SU VIDA ALLÍ EN ALBEREDES.
- Pues, levantarte, dar de comer a las caballerías, supongo, y después arar, labrar, y cosas de esas, recoger hierbas para las caballerías, eso es lo que se hacía durante el día.
- Y COMER ¿DÓNDE COMÍA USTED? ¿REGRESABA A CASA PARA COMER?
- Sí, las fincas no estaban lejos, y siempre a comer a mediodía a casa. A comer a comer.
- ¿Y POR LA TARDE?
- Por la tarde a volver a salir a trabajar a las fincas.
- Y SOBRE QUÉ HORA REGRESABAN MÁS O MENOS?
- Pues al hacerse de noche. Trabajar entonces se trabajaba durante el día. Se venía a comer, estabas una hora o eso después de comer, y después al trabajo. Eso se hacía.
- ¿QUÉ TIPO DE CULTIVO, QUÉ TIPO DE CAMPO TENÍAN SUS PADRES?
- Pues nada, un trocito de huerta, pequeña también, y unos bancales que no eran muy grandes, bancales que tenían medio jornal o un jornal y hasta dos el que más, porque, claro, como era en pendiente el terreno...
- ¿Y QUÉ CULTIVABAN ALLÍ?
- Pues trigo, cebada, avena y patatas. Eso es lo que se cosechaba. De otra cosa no había de eso. Porque de frutas, árboles y todo eso eran muy pocos los que había. Y como era terreno frío, pues tampoco no... [sic]
- Y ERA DE SECANO ADEMÁS.
- De secano, sí. De huerta era muy poca. Cuestión de un cuarto jornal o una cosa así.
- Y AHORA LO QUE QUIERO QUE ME CUENTE, ¿CÓMO ERA EL PUEBLO? ¿ERA MUY GRANDE EL PUEBLO?
- No, el pueblo... pequeño. Se vivía en... dieciocho casas.
- DIECIOCHO CASAS HABÍA EN TOTAL.
- Sí en total, los años treinta y eso, dieciocho casas. Y el personal que vivía... unos cincuenta. Y ya se fue perdiendo, porque para todos no había vida. Supongo en cada casa, si se quedaba uno, y los demás pues ya se iban marchando pa fuera, adonde podían. Unos marchaban a Francia, otros marchaban a Cataluña, otros... Eso se iba quedando despoblando de personal.
- ¿DESDE CUÁNDO MÁS O MENOS EMPEZÓ A NOTARSE QUE EL PUEBLO SE IBA DESPOBLANDO?
- Pues durante la Guerra Civil aún estaban todas esas personas, iba muriendo alguno, pero aún quedaban, y después de la Guerra Civil, pues vino todo lo que se controlaba y te hacían dar para comida y todo eso, y después cuando se acabó eso, que ya se apañó España y trajeron comida ahí, pues ya hicieron piensos artificiales, y entonces nos dedicamos a recriar cerdos, ya, pero como la pista era pobre y to eso, pues entraban camiones [diu 'cambiones'] pequeños. Y hicimos allí unas granjicas de engorde y parir las cerdas, pero a la que cambiaron los camiones más grandes, ya no podían entrar, y entonces tuvimos que dejarlo en cerdas de recrío no más. Entonces entraban los camiones pequeños, y ya se fue acabando ya el engorde. Y ya después [diu 'dimpués'] resultó que cuando había, supongo, veinte cerdos pa venir, entraban el camión y se los llevaba. Y después, por veinte ni treinta ya no querían entrar, porque eran camiones grandes, y ya no podían. Y seguimos con lo lechones, y así eso... seguimos la vida. Los hijos cuando eran ya grandes se marchaban fuera y nos fuimos quedando. Al final nos quedamos cuatro matrimonios, sin hijos ya. Y a la que vino la edad de cobrar, pues cada uno nos fuimos marchando ya. Y de los ocho que nos quedamos entonces solos, aún vivimos cinco. Y ya nos vinimos aquí, y aquello se quedó mira un desierto.
- ¿FUERON USTEDES LOS ÚLTIMOS EN SALIR DE ALLÍ?
- Pues casi que sí. Casi que nos marchamos todos porque todos éramos de la misma edad. Uno hubo que se quería quedar más, dijo: "Yo me quedo más". Y al poco tiempo se le murió la mujer, y cerramos todo y alante. Si es que la despedida fue cuestión de un par de años, nos fuimos todos ya.
- Y CUÉNTEME ¿Y LA GENTE DÓNDE SE FUE NORMALMENTE? LOS QUE SE QUEDARON
- Pues mira, yo... un hijo que tenía, ese se fue a Benicarló, vive en Benicarló. Esta hija aquí [en Portell de Morella] y otra hija ahí, en Torre de Arcas, que también se hizo una granja también de cerdos, pero aquella estaba al pie de carretera general, y aquella pues ya se gana la vida bien. Y así fue eso. Otros están en Morella, y otros en Alcañiz, y así se fueron marchando todos.
- O SEA EN ALCAÑIZ, MORELLA... OTROS TAMBIÉN A PORTELL...
-Eso es.
- Y CUÉNTEME, EL PUEBLO ¿COMO ERA? ¿TENÍA UNA CALLE? ¿TENÍA MÁS CALLES? 
- Hacía dos calles.
-DOS CALLES.
- Sí, y después, un poco más arriba, unas casas, dos o tres casas más. Y bajar así de esa forma, era.
- ¿TENÍA IGLESIA?
- Sí, iglesia tiene. San Marcos, el patrón. Y después bajaba un riachuelo al lado, por al lado de las casas, que es lo que linda Castellón y Teruel. Nosotros fuimos siempre en la infancia a la escuela a las Casas de San Juan, que estaba a [diu 'había'] un kilómetro.
- A UN KILÓMETRO DE ALLÍ. ¿IBAN ANDANDO TODOS LOS DÍAS?
- Sí, así es lo que se hizo esa... esa marcha.
- Y CUÉNTEME, EN, EN ALLÍ EN LA ALBEREDA QUE SE HABLABA, VALENCIANO O SE HABLABA CASTELLANO?
- El castellano. Podía haber de los cincuenta dos o tres valencianos, que eran nacidos de aquí o allí y se cambiaban, pero hablar el castellano. Y como íbamos en las Casas de San Juan, que ya era Teruel y castellano, pues nosotros hablábamos el castellano.
- Y SIN EMBARGO, ALBEREDA PERTENECÍA A PORTELL, Y EN PORTELL SE HABLABA Y SE HABLA VALENCIANO
- Se habla el valenciano.
-PUES ES UNA COSA CURIOSA, ¿NO?
- Sí...
- QUE EN UN SITIO SE HABLE VALENCIANO, COMO ES PORTELL Y UNA ALDEA QUE PERTENECE A...
- Y y una aldea que no hay más que cuatro kilómetros allí se habla el castellano.
- ¿INCLUSO LOS PADRES TAMBIÉN HABLABAN en CASTELLANO?
- Sí, sí, los padres y eso todos. Ya digo, podía haber uno, u eso que se había casado de aquí allí supongo eso, pero todos el castellano, en toda la parte esa.
- ¿HABÍA MERCADO ALLÍ?
- No, entonces iban con caballerías, de Morella o de la Mata, de la Iglesuela y todo eso, pasaban con caballerías y llevaban ropa, la mercancía que había, y otros vendedores de ropa y todo eso, pues igual, todos iban con caballerías, de Cinctorres también, todos los pueblos vecinos. Eso se hacía.
- ¿Y QUÉ IBAN PUNTUALMENTE UNA VEZ O DOS VECES A LA SEMANA? 
- Ah, sí, aquí se pasaba de un pueblo a otro. Todas las semanas se pasaban dos o tres, vendiendo, poca cosa porque en un mulo supongo no podría llevar mucho, pero pasaba mucha gente. Se ganaban mucho la vida, hasta recoger huevos con una cesta en las costillas iban también, a recoger unas docenas de huevos. Eso era todo lo que había. Y nosotros, pues si querías comprar una cosa más importante, solíamos ir mucho a Cinctorres, o a Iglesuela, que había comercios más potentes, ibas a comprar también. Y Villafranca. Cuando venía la recolección de la siega, supongo, de todas esas masadas lindantes de aquí de la provincia de Teruel, iban a comprar la mercancía a Villafranca, con un par de caballerías, una para ir montado a caballo y la otra pa eso, porque eran ya cuatro o cinco horas de camino. Se hacía eso. Así fue la vida de ahí.
- Y CUÉNTEME ¿A QUÉ SE DEDICABA FUNDAMENTALMENTE LA GENTE QUE RESIDÍA EN EL PUEBLO, EN LA ALBEREDA?
- ¿En la Albareda?, pues yo he visto tejedores, había...
- PERO ¿QUÉ ERAN TEJEDORES DE QUÉ?
- de telas, que hacían talegas de esas que decíamos para llevar el trigo al molino y esas cosas, y colchas y cosas de esas. Mi abuelo fue siempre tejedor.
- ¿DE LOS DE ROPA TAMBIÉN?
- De esas telas, de esas telas que hacían, y entonces venía [vol dir 'vendía'?] la mercancía, subían de ahí a Fortanete, y de Fortanete hacían traslado p' arriba para Teruel. Toda la mercancía que hacían, y eso, lo llevaban por Fortanete y derecho a Teruel. Entonces no venía por aquí [por Portell], y después cuando por aquí ya hicieron las carreteras y venía la mercancía y había telares eléctricos y todo eso, pues ellos tuvieron que dejarlo.También había una herrería, y también por los años treinta y todo eso, tampoco ya al haber ya otras más potentes y todo eso, tuvo que plegar también. Y había capadores...
- ¿HABÍA CAPADORES TAMBIÉN?
- También. Y esos, pues mira, la temporada que iban a capar una semana, un mes o lo que fuera, y lo demás, pues a recoger la cosecha de casa. Cuando venía la recolección de la siega, supongo, pues todos esos lugares tal como se hacía en pobre, iban uno una semana, otros dos o lo que fuera para recoger trigo pa pa hacer el pan todo el año. Se recogía así. De esa forma. Y muchos iban, más jóvenes, pues iban a trabajar supongo a..., cuando hicieron el pantano de Castellote, pues iban a trabajar allí un mes. Como entonces no había Seguridad Social, ni había nada, el que trabajaba un mes, un mes, dos, dos, y después se volvía a trabajar lo de casa. Así se hacía.
- ¿Y HABÍA ALGÚN OTRO OFICIO MÁS, TAMBIÉN? ¿ESQUILADORES, POR EJEMPLO, HABÍA?
- Había un canastero
- UN CANASTERO
- Un canastero, un otro que era albañil y carpintero. Hacía de todo un poco, y hacía ese trabajo. Otros, otra casa que era así más potente, aquel llevaba cerdos a vender por ahí, hacía de tocinero. Esos oficios es los que había. En pobreza ¿sabe?
- BUENO, Y AGRICULTORES...
- Sí, todos se dedicaban a la agricultura, pero cuando hacía falta eso, si podía ir una semana a trabajar a un puesto, pa hacer dinero para comprar lo demás. Así se hacía...
- O SEA, QUE LO HACÍAN COMO COMPLEMENTO DE SU ECONOMÍA FAMILIAR, COMO COMPLEMENTO DE SU ECONOMÍA DOMÉSTICA.
- Como entonces no había Seguridad Social ni nada, el que trabajaba una semana, pues una semana, si trabajaba más, más, y alante. Y el que, supongo, entonces, como no había nada, pues si se hacía mal uno, supongo, un pastor que buscara la masada, si caía enfermo o se hacía mal o eso, lo mandaban a casa y apáñate. Así estaba...
- Y PARA ASUNTOS DE CUIDADOS DE SALUD, POR EJEMPLO, ¿AL MÉDICO DÓNDE IBAN USTEDES?
- Aquí al pueblo. Al médico aquí.
- A PORTELL.
- A Portell. El médico de aquí tenía una caballería, un caballo, pero entonces lo teníamos que mantener entre todos los masoveros, supongo, darle cebada pa´l caballo, darle paja, dale todo, y él tenía el caballo, y cuando venía el enfermo lo buscabas y venía con el caballo a la asistencia.
- ¿Y EL CURA?
- El cura pues venía a decir la misa dos veces al año.
- AH, DOS VECES AL AÑO SÓLO.
- Sólo, sólo.
- ¿Y DE DÓNDE VENÍA?
- De aquí del pueblo
- DE PORTELL TAMBIÉN
- De Portell [diu 'Portel']. San Marcos. Esta era una fiesta que venían muchos de aquí del pueblo, le tenían mucha devoción, iban todos a pasar el día de merienda, y después había otro eso que le decían San Quiles, San Quirico, ese ya no más era de la partida de allí, La Albareda y El Barranco, y todo eso, una misa, y ala...
- ¿Y QUÉ HACÍAN DURANTE LA FIESTA? ¿EN LA FIESTA DE SAN MARCOS QUÉ HACÍAN? ¿LA MISA? ¿Y APARTE DE LA MISA?
- Aparte de la misa pues todos llevaban meriendas, iban allí a la riera que hay y tomaban eso, y tomaban vino, entonces no había bebidas como ahora, y venía uno de aquí del pueblo con una caballería, con dos botos de vino supongo, y vino y aguardiente o coñac, y nada más, no había otra cosa, y cuatro juguetes pa los niños.
- ¿Y BAILABAN?
- Bailar, sí, con guitarras, y los bailes, se hacía baile.
- ¿Y ESO QUE DURABA HASTA LA NOCHE?
- Pa la noche no, se venían pa aquí, pa´l pueblo. Por las noches nada más nos quedábamos los vecinos de allí. Pero se hacía baile, y eso se hacía.
- CUÉNTEME UN POCO, EN EL PUEBLO, HABÍA FAMILIAS RICAS, HABÍA DIVISIÓN DE FAMILIAS RICAS Y FAMILIAS POBRES O TENÍAN TODOS MÁS O MENOS LAS MISMAS CONDICIONES ECONÓMICAS?
- Casi todo pegaba en pobre.
- CASI TODO
- Todo.
- ¿PERO HABÍA ALGUIEN QUE DESTACABA...?
- Había alguno que tenía, como el tocinero mismo, pues tenía, pero no era ninguna riqueza fuerte. De riqueza ninguna.
- ¿Y ESO SE NOTABA EN SU CASA, POR EJEMPLO? ¿TENÍA UNA CASA MÁS GRANDE?
- En mi casa se cogía comida pa comer, pero gananciales pocos. Todos era así. Patatas y pan, que se decía entonces. El que tiene patatas y pan buena casa ya, decían. Y se recriaban unas ovejas, unas cabras, yo mismo pues no fui a escuela hasta los diez años, y después a guardar una docena de ovejas y to eso y se acabó la escuela.
- Y CUÉNTEME, CUANDO TENÍAN UN MOMENTO PARA DESCANSAR ¿DÓNDE SE JUNTABAN EN EL PUEBLO?
- Siempre había como una casa que hacía tienda, y allí te vendían un vaso vino y to eso, y muchos domingos, pues los mayores y gente se hacían un guiñote y se bebían un porrón de vino.
- ¿QUÉ ES UN GUIÑOTE?
- Cartas, jugar a las cartas. Dicen guiñote, pues es eso, jugar a las cartas. Hacían eso
- ¿Y ERA UNA ESPECIE DE TABERNA?
- Era una especie de taberna, sí.
- ¿QUÉ SE JUNTABAN LOS HOMBRES POR UN LADO?
- Las mujeres salían poco, casi que los hombres. Y las mujeres se ajuntaban, charraban un rato y eso. De fiesta poca.
- FIESTA POCA, ¿NO?
- Sí
- BUENO, CUÉNTEME AHORA UN POCO, PORQUE NOS INTERESA TAMBIÉN CONOCER ¿EN QUÉ AÑO SE ABANDONÓ EL PUEBLO?
- En los años,... 70 u 80. Mira, 20 años hace.
- ¿HACE 20 AÑOS JUSTO?
- Casi que sí, porque nosotros fuimos de los últimos, y ya hace 20 años que vinimos aquí. Por entonces.
- ¿SOBRE EL AÑO 85 O 86? ¿MÁS O MENOS?
- Eso es. Por ahí, por entonces se abandonó el pueblo. Y después pasaron los delincuentes, que es lo que pasó allí, y lo que teníamos en casa, si había alguna prenda que valía un poco se la llevaron, y rompieron todas las puertas y to eso y así se quedó el barrio, para acabarlo de destrozar. Eso pasó.
- Y CUÉNTEME. ¿POR QUÉ LA GENTE SE EMPEZÓ A MARCHAR DEL PUEBLO?
- Pues porque no había vida. La pista era mala. Nada más podían entrar tractores, cosa poca, se entró la trilladora hace poco, la segadora, la trilladora, segaba, y después cuando pusieron las cosechadoras, como las fincas no respondían y la pista tampoco, se... dejamos yermar la tierra y nos dedicamos a recriar cerdos y animales. Vivir de los animales.
- ¿QUÉ TENÍAN, CERDOS Y QUÉ MÁS?
- Cerdos.
- SÓLO CERDOS
- Sí, y las cerdas de cría, los engordaban, y se los llevaban, y después ya, cuando los que venían a llevarse, hicieron camiones grandes, como no podían entrar por la pista tuvimos que dejar, en vez de engorde, cerdas de cría, y por los lechones, con un cacharro pequeño pues podían llevárselos. Así fue la vida. Y al haber eso ya, dejamos yermar tierras y ahora, pues mira, los pastores se han hecho, viven, en las masías. Unos se ha metido 200 o 300 ovejas, el otro tiene vacas, y las masías pues también, todos se han ido fuera, y la edad nuestra ya la hemos acabado, así es que se dejó yermar todo eso y ala.
- Y ¿SOBRE QUÉ AÑOS MÁS O MENOS EMPEZÓ LA GENTE A ABANDONAR EL PUEBLO?
- Pues ya de los años 60, 70, es cuando ya empezaron. La edad de nuestros hijos. Esos ya, cada uno se colocó uno en una parte, otro a otra, y así se fue la gente.
- ¿Y USTEDES CUANDO SE QUEDARON EN EL PUEBLO, CLARO, USTEDES TENÍAN LA IDEA DE QUE EL PUEBLO SE ESTABA QUEDANDO CON POCAS PERSONAS?
- Sí, sí, a los hijos ya no les aconsejé de que se quedara ninguno allí, porque ya se veía la marcha, que no había vida. No había vida. Cada uno se colocó y eso. Un hijo mío fue de emigrante siete años a Francia, una campaña que eso ya se iba antes de la guerra aquí. Las gredas que decían, la montaña. Se fue siete años ahí. Y ya cuando se casó ya se compró un piso en Benicarló y allí ha hecho la vida. Y así fue todo.
- Y CUÉNTEME, LA DIFERENCIA QUE HABÍA DE VIVIR EN ALBEREDAS, ALLÍ EN LA CASA, A PASAR A VIVIR AQUÍ, LAS COMODIDADES POR EJEMPLO, LA LUZ, EL AGUA, ESE TIPO DE COSAS, LO TENÍAN ALLÍ TAMBIÉN O NO?
- No, allí no había luz ni nada.
- NO HABÍA LUZ NI NADA.
- No. Allí nada. La luz se hacía con petróleo y después vinieron los petromax de estos que hay, con eso nos hacíamos, pero no había ni luz ni nada. Por eso no había vida, ya. No se podía dar uno la vida allí ya.
- ¿LO NOTÓ MUCHO CUANDO VINO A VIVIR AQUÍ?
- Hombre, claro, de tener buena vida, buena luz, y ya nos dieron la paga, y con eso hemos comido. Pues mira, la tranquilidad.
- ¿Y AQUÍ QUÉ ERA, UNA CASA MÁS GRANDE TAMBIÉN, MÁS ACOGEDORA, MÁS CONFORTABLE?
- Una casa... bien y avant, para poder vivir. Hemos estado los 20 años en otra casa, supongo, y ahora ha llegado este año, yo me caí por las escaleras, me rompí el brazo, y ya no he estao bien. Y entonces la chica dijo, pues subir a casa y estaremos todos juntos. Ya ahora pues nosotros solos ya no podemos estar y estaremos con esta hija y la otra que hay en Torres de Arcas... ellas dos sí... han dicho: "no, no, nosotras... estaremos una temporada con cada uno, como sea", y se acabó ya la vida.
- ¿Y POR QUÉ DECIDIÓ O POR QUÉ DECIDIERON USTEDES VENIRSE A VIVIR A PORTELL DE MORELLA CUANDO SE MARCHARON DE ALLÍ?
- Hombre, porque estábamos al lado de aquí de la hija, estábamos apoyados por ella. Para vivir allí solos ¿qué? en el desierto... Por eso vinimos a vivir aquí. Como todos los que estábamos a marchar así.
- CASI TODOS SE VINIERON AQUÍ ENTONCES, ¿NO? 
- Sí, sí, sí. Así hicimos la vida ahí. Y la vida pues fue así. Antes, por ahí, ni había pista ni había coches ni había nada. Todo con caballerías trabajaba.
- Y CUÉNTEME ¿CAMBIÓ MUCHO SU MODO Y SU ESTILO DE VIDA CUANDO SE VINO A VIVIR AQUÍ? PORQUE USTED, VAMOS A VER, UN AÑO ANTES DE MARCHARSE DE ALBEREDA ¿QUÉ ES LO QUE HACÍA HABITUALMENTE TODOS LOS DÍAS? ¿QUÉ HACÍA?
- Todos los días, mira, unas cerdas que teníamos, pues con aquello nos ganábamos la vida, a vender los lechones y la tierra ya la dejamos yermar, ya no cosechábamos nada ni nada. Nada más que las cerdas, y cuando vino el tiempo que nos jubilamos lo vendimos todo y nos vinimos aquí.
- POR ESO DIGO, SI CAMBIÓ MUCHO SU VIDA DE CUANDO VIVÍA ALLÍ, QUE ERAN CUATRO VECINOS ME HA EXPLICADO ANTES A PASAR A VIVIR AQUÍ ¿CÓMO CAMBIÓ LA VIDA?
- Hombre, cambió a mejor. La vida mejor. Aquí más compañía, que allí no se tenía. Mucha más compañía y la vida pues mucho mejor aquí.
- PERO ¿NO LLEGÓ A ECHAR DE MENOS AQUELLO? ¿NUNCA?
- No, no, aquello hace ya más de diez años que no he ido ni a verlo siquiera. Está to roto, caído, lo rompieron los delincuentes. Y estar allí, mira...
- Y USTED CUANDO IBA AL PUEBLO ¿QUÉ SENTÍA DE VER TODO AQUELLO ABANDONADO?
- Pues claro, no da alegría, por eso no voy a verlo ni ná. Todo abandonado, de la forma que sé, porque [initeligible, vería?] los delincuentes que lo rompían, y que sabías quien era y no le podías decir nada, ¿que habías de decir?
- A VER, LO QUE QUIERO QUE ME CUENTE TAMBIÉN ES CÓMO CAMBIARON LAS RELACIONES CON SUS VECINOS. PORQUE USTED ALLÍ MÁS O MENOS, LAS CUATRO FAMILIAS QUE QUEDARON SERÍAN CASI COMO SI FUERAN UNA FAMILIA, ¿O NO?
- Pues nos reuníamos, la única cosa que teníamos. A lo mejor hacíamos una merienda juntos, y pasábamos el domingo allí juntos y nos marchamos con buenas condiciones. No es que se marchara mal.
- ¿Y TENÍAN MUCHA RELACIÓN? ¿SE VEÍAN MUY A MENUDO?
- Sí, claro, todos los días juntos. Estabas todos los días. A lo mejor si venían a cargar cerdos, supongo, te ayudabas de uno al otro, tú ayudabas, y... en eso. Y caballerías que tenías las ajuntabas y trabajabas algo con ella. Nos quedamos así. De amistad. Uno si tenía, supongo, cuatro ovejas o seis o eso, las llevabas juntas y así acabas la vida.
- Y CUANDO VIENEN AQUÍ, A PORTELL, ¿USTED NOTÓ MUCHO ESE CAMBIO DE RELACIÓN CON LOS VECINOS? ¿AQUÍ SE RELACIONABA IGUAL CON SUS VECINOS?
- Sí, igual, ya nos conocíamos, porque aquí no es como si hubieras ido a otro pueblo forastero, aquí ya te conocías, porque el pueblo tampoco no es muy grande y ya venía siempre a comprar el pan, a comprar cosas aquí, y conocías a todo el pueblo.
- Y CUANDO SE VINIERON AQUÍ, ¿LA CASA QUE COMPRARON AQUÍ YA TENÍA LUZ ELÉCTRICA, AGUA POTABLE?
- De todo
- YA TENÍA DE TODO 
- Sí. La casa, nosotros no compramos casa. Era de la hija esta y el yerno, y nos hemos colocado allí, y ella es en aquella casa la que trabaja, como ahora se ha ido, a hacer confección. Y por eso estábamos muy juntos. Nosotros vivíamos allí pero ella también todos los días ha ido a trabajar allí, y hemos tenido mucha compañía.
- Y DÍGAME, ¿CUAL DE LAS DOS VIDAS PREFIERE? ¿LA VIDA ANTERIOR, CUANDO VIVÍA EN ALBEREDAS O LA VIDA EN PORTELL?
- Hombre, la vida de la Albareda eras joven, y esta ya eres mayor, va mucha diferencia eso.
- ¿PERO SÓLO POR ESO?
- Hombre, claro.
- ¿O POR MÁS COSAS?
- No, vivir aquí, más compañía tenías, así es, yo eso, no lo hemos sentido el cambio, porque allí estabas ya muy solo, claro. Estar mejor, aquí, aquí tenías la hija también, y eso, tenías más compañía.
- PERO LA VIDA TAMBIÉN ERA MÁS DURA ALLÍ, ¿O NO?
- Hombre, dura porque el campo es muy duro, lo que se trabaja el campo es duro de trabajar, y aquí ya encontramos el descanso, tenías la paga, que ya podías comer bien, y no hacer nada, pues, más tranquilo.
- Y ME IMAGINO QUE LA CRÍA TAMBIÉN SERÍA DURA, EL TRABAJO DE LA CRÍA DEL CERDO.
- ¿De cerdas? Pues dormir muchas noches con ellas allí.
- AH, ¿SI? ¿Y ESO POR QUÉ?
- Coño, pues pa parar cuenta de los lechones cuando nacían, de darles de mamar, de que no los chafaran, y to eso, pues, paría una cerda, pues ibas allí y tenías que hacer mano de obra, mucha, todo eso, sí. La faena del campo, y animales y todo eso,esa es pesada.
- CUÉNTEME, CUANDO USTED SE VIENE AQUÍ A PORTELL, EMPEZÓ A VISITAR CON MUCHA FRECUENCIA SU ANTIGUA CASA?
- No...
- ¿NO? O SEA, NO IBA CADA MES O CADA DOS MESES?
- Ande, ¿allá?
- SÍ.
- Bah, poco. Cuando venía la fiesta esa solíamos ir y ahora, después ya no he ido más. Ya está abandonao, está todo abandonao ya.
- ¿PARA LA FIESTA DE SAN MARCOS SÍ QUE IBAN?
- Sí, y aún van ahora también, pero nosotros no. Nosotros ya no hemos ido. Porque es una cosa de meriendas, y allí sentao por aquello, estás con reuma que no vales nada, y ya no es merienda para nosotros. Esas fiestas son pa gente joven, es, son. La hemos abandonao y auu! Y ahora, el día que nosotros muramos los hijos que hagan lo que quieran, allí está.
- ¿ALGUIEN SE QUEDÓ, DESPUÉS DE QUE SE VINIERA USTED, ALGUIEN SE QUEDÓ ALLÍ TAMBIÉN?
- No, no.
- TODOS, ABSOLUTAMENTE TODOS SE MARCHARON. 
- Todos se marcharon, allí no ha quedado nadie.
- Y CUÉNTEME, ¿CÓMO TRANSPORTÓ, DIGAMOS, TODA SU CASA HACIA AQUÍ, HACIA PORTELL?
- Sí, pues... lo que valía un poco nos lo trajimos aquí con un tractor, y lo demás se quedó allí, y pasaron los gitanos y delincuentes y to eso, y lo que les hizo gozo se los llevó.
- O SEA QUE ¿NO SE LO TRAJERON TODO, ENTONCES?
- Sí, ya se quedó todo entonces. Claro, lo que quedó allí de valor no tenía, pero mira, se lo llevó...
- PERO ¿QUÉ ERAN MUEBLES?
- Cuatro muebles, unas mesas, supongo, unas artesas que decíamos de amasar, supongo, sillas, y to eso, eso también se lo llevaron todo lo que quedaba. Ya no lo trajimos aquí porque, porque aquí no hacía falta, pero, vamos, si hubiera sido otra cosa, lo habrías podido tener allí. Pero eso se lo llevaron todo.
- ES DECIR, QUE ABANDONARON POR COMPLETO LA CASA. YA NO SE PREOCUPARON, DIGAMOS, DE IR CADA MES O CADA DOS MESES PARA ARREGLARLA UN POCO...
- ¿Qué habías de arreglar? Si lo que había lo rompieron todo y lo tendieron por allí tendido. Rompieron todo hasta ropas, tendidas por allí, y to, ¿qué habías de arreglar? Si lo arreglabas al otro día te lo tiraban. Ahora eso, ahora, no lo hacen tanto, ya, claro, ya no hay nada. Así ha quedado el daño ese.
- Y ¿NINGUNO DE SUS ANTIGUOS VECINOS INTENTÓ RECUPERAR SU ANTIGUA CASA PARA...?
- No, allí no se ha recuperao ninguna, ya. Ya no.
- ¿ESTÁ TODO YA EN EL SUELO?
- Pues casi que sí.
- ¿TODO ESTÁ EN RUINAS?
- En ruina todo ya. Veinte años que ya no se ha vivido, las casas pierden rápidamente, y claro, se ha roto, supongo, un madero cae, no lo has apañao, pues al otro día más. Eso pasa.
- ¿Y LA IGLESIA? 
- La iglesia se mantiene igual que estaba.
- LA IGLESIA SÍ QUE SE MANTIENE EXACTAMENTE IGUAL
- Esa no la han tocao.
- ESA NO ESTÁ TOCADA
- Se tocó cuando la Guerra Civil pero después no la han tocao.
- ¿QUÉ LE PASÓ EN LA GUERRA CIVIL?
- Pues nada, que vinieron los que mandaban, y dijeron, quemar todos los santos y todo y si no al otro día... el gatillo. Se quemó todo, se destrozó todo. La fuerza del gatillo... que dicen.
- Y LUEGO SE TUVO QUE REPONER TODO...
- Y después se reponió todo. Trajeron campana, que había campana, y santos, y se recuperó y allí está. Ahora no han hecho nada. Así es la vida que llevamos nosotros.
- ¿GUARDA USTED, SEVERIANO, ALGUNA COSA, ALGÚN OBJETO DE ALBEREDA QUE SE TRAJO CON USTED?
- No, había muy poca cosa.
- ¿TODO LO TIRÓ?
- Sí, porque era un barrio pobre, no era rico pa tener ninguna prendas buenas ni nada.
- O SEA QUE NO SE QUEDÓ USTED CON NADA, CON NINGÚN OBJETO QUE LE RECORDASE MUCHO A SU VIDA EN LA ALBEREDA, NI NADA?
- No, no.
- NADA... LO TIRÓ ABSOLUTAMENTE TODO.
- Sí.
- SU CASA AHORA ¿QUÉ ESTÁ TOTALMENTE EN EL SUELO? ¿O QUEDA ALGUNA PARED?
- Hombre, aún queda paredes, y aún queda algo, pero poca cosa. Pero todo desastrao. Sí. Las paredes y eso, pues sí. Son paredes de aquellas antiguas que eran anchas así, como esto, y algunas aún quedan, pero los tejaos y todo eso pues ya... se han caído muchas.
- CUANDO USTED VISITÓ MÁS ADELANTE, CUANDO YA HABÍA ABANDONADO EL PUEBLO, Y VISITÓ ALBEREDA, ¿RECUPERÓ ALGÚN OBJETO, QUE VIO USTED COLGADO DE LA PARED, O ALGÚN MUEBLE QUE AÚN ESTUVIESE EN USO?
- Lo que valía poco, ya se lo llevaron, eso todo. En marchar, y en las masías también, masías también, han robado, por todo han pasado, los delincuentes han pasado por todas las masías, unos han hehco más mal, otros han hecho menos, pero por todo han pasado, se han llevado lo que les ha parecido, y lo que no... Y lo que más mal veía yo, además de llevarse todo, rompían puertas, ventanas y to lo que venía bien.
- PORQUE LA CASA, ¿ERA DE SU PROPIEDAD O NO?
- Sí, sí.
- ERA DE SU PROPIEDAD. O SEA QUE USTED TAMPOCO LA INTENTÓ VENDER, NI NADA.
- No, no, todo vender... una vez ya me retiré, pa los hijos, que hagan ellos lo que quieran, yo no he intentado venderla ni nada.
- NINGÚN VECINO SUYO TAMPOCO INTENTÓ VENDERLA
- Sí, vecinos sí. Hay algunos que la han vendido. Un matrimonio que no tenía hijos y que aún vive en Castellón, aún viven los dos, ese vendió toda la finca, a un vecino pastor que tiene, ese vendió toda la finca, y otro que quiso venderla también, pero como no dan casi nada, se puede decir, pues igual tiene que esté ahí, quién sabe si el día de mañana si sacan algo, y si no sacan pues ahí está, la tierra no se la lleva nadie. Allí está.
- O SEA QUE ESA TIERRA AÚN LE SIGUE PERTENECIENDO A USTED. 
- Sí, sí.
- ESAS SON DE USTED. Y EL TERRENO DE LA CASA TAMBIÉN. 
-Todo.
-TODO ESO ES DE USTED
- Todo. Las fincas que tenía yo, tengo fincas en la provincia de Teruel, y de Castellón, son fincas pequeñas pero vamos, tenías pa vivir entonces, en aquellos tiempos.
- DÍGAME, SEVERIANO, EL RECUERDO QUE TIENE USTED DE ALBEREDA ¿CUÁL ES?
- Que hemos vivido muchos años, hemos tenido salud, y dimos de comer a los hijos, y pasamos la vida bien, que hambre durante ni Guerra ni ná, no pasamos, pues ese recuerdo es el que tienes. Nos dimos aún la vida con los animales, y to eso, nos dimos la vida bien.
- O SEA QUE TIENE USTED UN RECUERDO AGRADABLE ¿O NO?
- Sí, hombre, claro. Eso es agradable. Vivir muchos años, y no se ha pasado hambre ni nada, pues tienes ese recuerdo.
- CUÉNTEME ALGUNA ANÉCDOTA, ALGUNA COSA QUE USTED RECUERDE ESPECIALMENTE DE SU JUVENTUD, O DE SU INFANCIA, ALLÍ EN ALBEREDA
- Pues allí pasamos la vida esa, yo he tenido mucha afición a la caza. He sido cazador, y esa era la divertición más grande que tuve yo... sí recuerdo.
- ¿POR DONDE SALÍA?
- Por los campos, esos, de alrededor, y a la perdiz, yo fui, aún un buen cazador, que les pegaba a las perdices al vuelo y eso, yo tenía mucha distracción con eso. Tenía ese rato de tiempo, salías y los domingos y to eso, y salías de caza.
- ¿PERO SALÍA USTED SOLO O SALÍA CON GENTE DE ALLÍ DEL PUEBLO?
- De todo había. Alguna vez salías con alguno, con mi padre que también tuvo mucha afición, a la caza y eso, ibas eso y pasabas el domingo y el día que fuera, y eso; y esa divertición fue la que más divertición tuve yo.
- ¿ESE QUÉ ERA EL ENTRENIMIENTO MÁS DIFUNDIDO, DIGAMOS, POR EL PUEBLO, O NO? ¿O HABÍA GENTE QUE SE DEDICABA A OTRAS COSAS EN SUS RATOS LIBRES?
- Hombre, sí, a otras cosas, pero no... esa era la divertición, y de joven pues se hacía allí con unas guitarras y to eso, y todos los domingos se hacía baile allí, y nos reuníamos los jóvenes. Iba allí, como a las Casas de San Juan, se hacía fiesta a lo mejor una distinguida, los carnavales y eso te reunías y era la divertición que tenías más allí, cuando las fiestas mayores venías al pueblo pero los demás domingos y to eso pues allí te reunías todos los jóvenes y bailabas, y los mayores hacían el guiñote, que digo yo, las cartas, jugar a las cartas, así se hizo la vida allí. Y cuando la fiesta mayor se hacía los pueblos pues venías aquí a hacer la fiesta, aquí a Portell.
- PORQUE, ¿TENÍAN..., USTEDES IBAN MUCHO TAMBIÉN A MORELLA, O NO? 
- A Morella también, también se iba; ahora cuando se puso la línea de coche, pues ya muchos domingos y muchos días, pues ibas a Morella ya.
- O SEA, ¿A MORELLA IBAN A DIVERTIRSE O IBAN A COMPRAR...?
- No, entonces no, pasaba que, coches no había pa ir montao, y pa ir a pie seis horas pa hacer una fiesta era pesao, pues no, íbamos al pueblo más cerca que tenías. A Morella, sí, muchas veces, yo también hice la mili en Minas, por Morella [l'entrevistat de Vallibona també fa la mili en les mines, tres anys, i si són les mateixes, són les de Castell de Cabres], cuatro años estuve, cuatro años de mili, de minero, porque entonces era el que trabajaba las minas, y ahora quizás debe ser, si quiere trabajar allí no le calía ir a la mili, y entonces, como tampoco estaba muy bien el ir a la mili, pues yo me apunté allí y estuve cuatro años.
- Y DÍGAME, EN LA GUERRA CIVIL, ¿DONDE LE TOCÓ A USTED?
- Yo no fui, me quedé en puerta, sí.
- O SEA NO LE LLAMARON A FILAS
- No, yo no.
- Y ESO POR QUÉ?
- Porque no tenía la edad
- AH, NO TENÍA LA EDAD...
- Claro, por eso me quedé en puertas, supongo, mira, un hermano que tenía tres años más que yo, por mala suerte lo mataron, de ocho que salieron a la guerra, a él le tocó el morir [En un llistat consta un tal Luis Camañes Julián].
- ¿DÓNDE FUE?
- En Villanueva de la Barca, desaparecidos, fue.
- Y ¿EN QUÉ BANDO LUCHÓ SU HERMANO?
- No sé con quien iría entonces, fue con los rojos que decían, en esa banda.
- EL BANDO REPUBLICANO
- El bando republicano. Aquí fue eso. Con la Guerra la que pasó el frente [initeligible "y limpiaban"?], aquí tuvimos mucha suerte que entraron aquí por esta cantera de aquí [deu voler dir la 'carretera' de Portell] y el bario [barrio] ese y la otra cantera de allá [serà el camí de l'Albareda], de los rojos no hubo nadie, así es que eso, aquí pasó el frente como si no hubiera habido guerra.
- AQUÍ NO SE NOTÓ PRÁCTICAMENTE NADA
- Nosotros, no, porque no, de zona roja, no vimos ninguno, nada más entraron los nacionales ahí, y como no había ninguno, pues no hubo tiroteo, ni hubo nada, que aquello fue también fue suerte.
- ¿Y LA GENTE DEL PUEBLO? ¿SE TUVO QUE MARCHAR? ¿HUBO MUCHA GENTE QUE SE TUVO QUE MARCHAR A LA GUERRA O NO?
- De aquí del pueblo sí que se fueron delante varios.
- ¿Y DE ALBEREDA?
- De la Albareda no.
- DE ALBEREDA ¿NINGUNO? 
- No, no.
- ¿SE QUEDÓ ABSOLUTAMENTE INTACTO?
- No había republicanos fuertes, se quedaron allí, y no hubo frente, y mira, también tuvimos suerte, porque muchos pilló el frente, y si estuvieron unos días allí, y algunos tuvieron que marchar delante por la obligación, que no podían vivir en las casas de campo.
- Y CUANDO VINIERON A OBLIGARLES A QUEMAR LOS SANTOS EN LA IGLESIA, USTEDES OBEDECIERON LA ORDEN, O NO?
- Hombre claro.
- ¿SÍ? O SEA, NO ESCONDIERON LOS SANTOS EN LAS CASAS, NI NADA...
- No se escondió...
- NO SE ESCONDIÓ NADA.
- No se escondieron los santos. Por miedo.
- POR MIEDO A QUE LES PASARA ALGO...
- Hombre... ya dijeron que si no lo hacían que... la pistola, pues, el miedo fue, fue obligao.
- ¿Y TODOS PARTICIPARON, TODO EL PUEBLO PARTICIPÓ?
- Sí, todo el barrio participó, todos juntos participaron, hicieron allí la hoguera y quemaron los santos, tiraron la campana, y así se hizo...
- PERO TAMPOCO HABÍA MUCHOS SANTOS, ¿VERDAD?
- Dos... tres santos serían, y la iglesia era muy maja, hecha toda de madera, pero era una iglesia maja, pero mira, lo rompieron todo, y qué vas a hacer, eso es obligao.
- Y SU PADRE TAMPOCO TUVO QUE IR A LA GUERRA..
- No, no, ya era mayor. Fue un hermano, ese sí, tuvo mala suerte.
- POR ÚLTIMO SEVERIANO, QUIERE USTED DECIR ALGUNA COSA QUE SE LE HAYA OLVIDADO, O ALGUNA COSA QUE LE MEREZCA ESPECIAL ATENCIÓN.
- Cha, yo... No sé qué más decir, ya he dicho todo lo que sabía, ya.
- PUES MUY BIEN, MUCHAS GRACIAS.

[Fi de la gravació i fi de l'entrevista].

[MUSEU DE LA PARAULA. Arxiu de la Memòria Oral Valenciana. Museu Valencià d'Etnologia. Diputació de València. MOH68-El Portell-D22.] museudelaparaula.es


 

www.portell.tk  -  portellweb@yahoo.es

Recopilació bibliogràfica i transcripcions de Jacint Cerdà